Los alcances del reciclaje

      No hay comentarios en Los alcances del reciclaje

Aunque dispongas de ciertas nociones de reciclaje, por ejemplo distinguir qué material va en cada contenedor como latas, botellas y papel. Siempre puedes incorporar elementos extra que te permitan optimizar tu rutina de disposición de desechos.

Pedir ayuda al respecto es lo de menos, pues existe un sinnúmero de recursos que te facilitarán encontrar una mejor forma de deshacerte de ciertos artículos. Materiales como el papel brillante y contenedores de productos de limpieza también pueden ser reciclados.

Ahora bien, es importante que sigas ciertos lineamientos a la hora de reciclar, entre los que se mencionan reciclar cartones de alimentos y bebidas, mas no las bolsas, evitar reciclar papeles sucios de alimentos y tomar en cuenta los contenedores plásticos de huevos más no los de poliestireno.

No olvides considerar las botellas y frascos de alimentos y bebidas, y descarta los vasos para beber independientemente del material. ¿Listo para conocer los alcances del reciclaje?

Implementando un programa de reciclaje

Intenta sacar el mayor provecho de tu programa de reciclaje, teniendo en cuenta de mantener los artículos que desees reciclar alejados del contenedor de la basura; definitivamente es satisfactorio ver que la basura se encuentra descongestionada en relación al carrito de reciclaje.

Por supuesto que todo lo que se ubique en el carrito debe ser reciclable y seguro para las instalaciones, por lo que debes procurar evitar los problemas que se relacionen con el deseo de reciclar, como perder tiempo o dinero, y generar más desperdicios.

El hecho de que los contenedores pongan la leyenda de “no se admiten desechos”, no significa que no puedas colocar los desechos reciclables en otros lugares, de manera que no pierdas el hábito de reciclar.

Gestión de materiales reciclables

Aunque existan artículos que pudiesen parecer problemáticos a la hora de ser reciclados, también pueden recibir tratamientos de gestión de desechos; simplemente hace falta conocer los lugares indicados para colocarlos.

Por ejemplo, las bolsas de plástico no se pueden ubicar en los contenedores de reciclaje, por cuestiones de seguridad de los equipos de las plantas que reciclan este material. Es necesario destinar las bolsas a cajas de películas plásticas.

En el caso de la ropa, ésta se puede donar a un sinfín de instituciones, como orfanatos, iglesias o receptorías que puedan dirigir la ropa usada hacia otras ciudades, en las que sus pobladores puedan utilizar ropa o trapos.

Ahora bien, los desperdicios orgánicos como las sobras de comida suelen emplearse como materia de compostaje, entre los que se incluyen las cascaras de huevo y huesos de productos cárnicos. Los colchones son potencialmente reciclables.

Incrementando esfuerzos a favor del reciclaje

Otros elementos que también se pueden reciclar son las baterías, pinturas, chatarra, repuestos de automóviles y electrodomésticos, entre otros. Una forma de maximizar estos esfuerzos es trasladando los artículos a las receptorías de reciclaje principales.

Promover el reciclaje es cuestión de duplicar voluntades, y mientras más personas demuestren interés en esta actividad, ciertamente se puede construir un mundo mejor y sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *